El mercado de derivados es uno de los más interesantes para hacer trading, ya que en él encontrarás una gran variedad de activos financieros que puedes incluir en tu portafolio para diversificar tus inversiones.

Entender cómo funciona este mercado te será de gran utilidad para iniciar tu operación de trading, pues tendrás una perspectiva general de los instrumentos que se venden, compran e intercambian en este tipo de mercado. 

Sigue leyendo este artículo y conoce más sobre la importancia del mercado de derivados en la economía mundial, sus características y las ventajas de hacer trading en este tipo de mercado. 

¿Qué es el mercado de derivados?

El mercado de derivados es un tipo de mercado financiero en el que se venden, compran e intercambian instrumentos financieros conocidos como derivados, los cuales toman su valor de un activo subyacente. 

Un derivado es un contrato que se pacta entre dos o más partes para fijar el precio de un activo subyacente. El activo subyacente puede ser una acción, una divisa, un índice bursátil, un metal, por mencionar algunos. Por lo tanto, el valor de los contratos de derivados siempre estará ligado al valor de mercado de un activo financiero.

El objetivo del mercado de derivados es el de mitigar los riesgos relacionados a la volatilidad y los movimientos de precio en el mercado.

¿Cómo funciona el mercado de derivados? 

El mercado de derivados permite la compra, venta y el intercambio de contratos de derivados a través de opciones reguladas como la Bolsa Mercantil de Chicago (CME, Chicago Mercantile Exchange) o el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer), en este tipo de Bolsas de Valores es posible operar con opciones o futuros. 

Por otro lado, existe el mercado de derivados conocido como Over-the-Counter (OTC), el cual es un mercado extrabursátil para operar forwards y swaps, sin la necesidad de una entidad reguladora. 

De esta manera, los traders se encargan de operar con este tipo de contratos y las personas o empresas de crearlos para pactar la compra o venta de un activo subyacente. 

Características del mercado de derivados 

El mercado de derivados posee la siguientes características: 

  • Se puede operar con derivados a través de una bolsa de valores regulada o de manera extrabursátil, sin la necesidad de un ente regulador. 
  • Cuenta con cuatro tipos de contratos: futuros, swaps, opciones y forwards. 
  • Es un mercado que cumple la función de proporcionar herramientas de cobertura de riesgo financiero o para realizar operaciones de trading. 
  • Es un mercado con altos niveles de apalancamiento, es decir que, puedes hacer trading con los contratos de derivados adquiriendo solamente una fracción de estos. 
  • Debido a que los contratos de derivados toman su valor del activo subyacente, se puede operar con una enorme variedad de activos financieros. 

¿Cuáles son los participantes del mercado de derivados? 

Coberturistas

Los coberturistas son personas o instituciones que utilizan herramientas de cobertura de riesgo para mitigar el riesgo causado por la fluctuación en los precios de los activos financieros. Por esta razón, los contratos derivados son altamente atractivos en términos de cobertura, ya que fijan los precios de los activos subyacentes. 

Especuladores

Gracias a la especulación los traders pueden participar en el mercado de derivados con el fin de comprar, vender o intercambiar los contratos de derivados. Esto se logra a través de la elaboración de análisis para predecir posibles incrementos en el precio de los activos con el fin de obtener ganancias en el futuro. 

Arbitrajistas

Este tipo de participantes buscan obtener rentabilidad gracias a la volatilidad del mercado; de esta manera, se benefician de la compra o venta de los activos. 

Traders de margen

Los traders de margen son los que realizan operaciones apalancadas, es decir que, con el fin de negociar con el contrato de un activo subyacente depositan una garantía a su bróker, ya que será este el que soporte el riesgo de crédito por vender el instrumento financiero.  

Tipos de mercados de derivados 

Los cuatro tipos de mercados de derivados que existen son: 

Futuros 

En trading, los futuros son contratos pactados entre dos partes con la obligación de comprar o vender un activo subyacente a un precio determinado en una fecha específica. 

Opciones

Estos contratos se pactan entre dos partes con el derecho, pero no la obligación, de vender o comprar un activo subyacente a un precio específico durante un determinado periodo de tiempo. 

Forwards

Los forwards funcionan de la misma manera que los futuros; sin embargo, se negocian sin algún tipo de regulación, por lo tanto, se pueden adaptar a los requerimientos de las partes involucradas. 

Swaps 

Este tipo de contratos se elaboran entre dos partes con el fin de intercambiar obligaciones financieras. 

Ventajas del mercado de derivados 

Una de las ventajas más importantes en el mercado de derivados es su utilidad como herramienta de cobertura de riesgo financiero; asimismo, el hacer trading con derivados es posible gracias al gran volumen de transacciones y la liquidez de este mercado. 

A continuación te explico más a detalle cada una de las ventajas del mercado de derivados: 

  • Cobertura y gestión de riesgo: los contratos derivados son una forma de mitigar el riesgo relacionado a la volatilidad de los precios de los activos financieros gracias a que se acuerda un precio fijo.
  • Liquidez de mercado: en este mercado se llevan a cabo un gran volumen de transacciones cada día, facilitando así la compra/venta de los derivados. 
  • Bajos costos: gracias al apalancamiento, el trader puede acceder a operar con un mercado adquiriendo únicamente una fracción del valor del contrato. 
  • Gran variedad de activos financieros: debido a que los derivados toman su valor de otros activos, esto crea una enorme oportunidad de negociar con activos como acciones, índices bursátiles, criptomonedas, divisas y más. 

Ejemplo de mercado de derivados 

Imagina que quieres comprar un costal de trigo en el mes de enero porque su precio es más barato. Sin embargo, ese trigo lo utilizarás hasta el mes de noviembre y si lo compras ahora puede que se eche a perder y pierdas tu dinero. Por otro lado, si esperas hasta noviembre, hay una probabilidad de que el trigo cueste más y te resulte más costoso.

Ante esta problemática surgieron los contratos derivados, con el fin de mitigar los riesgos relacionados a la volatilidad en los precios de los activos. Las fluctuaciones hacen más complejo realizar planeaciones financieras precisas, afectando varias áreas de un negocio. Pero esto se resuelve pactando un contrato en el que se fije el precio de un activo subyacente, en este caso el trigo. De esta forma, sin importar el precio en el mercado del trigo, este valdrá lo que se ha establecido en el contrato. 

Por otro lado, en el caso de no necesitar más el trigo, puedes vender el contrato pactado y obtener liquidez. 

Cada tipo de mercado de derivados tiene características específicas que los hacen atractivos; sin embargo, en MDC Trading Academy nos hemos especializado en el mercado de futuros gracias a todas las posibilidades que ofrece al hacer trading.  

Te invito a que formes parte de nuestro curso gratuito, en el que aprenderás los conceptos básicos de trading y el cómo puedes empezar a ganar dinero operando el mercado de futuros. 

Preguntas clave: 

¿Cómo surge el mercado de derivados?

El mercado de derivados surge gracias a la creación de los contratos de derivados, los cuales son un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo. Posteriormente, se desarrolló un medio de negociación de estos contratos, lo cual abrió la oportunidad de obtener ganancias a través de la venta, compra o intercambio de los contratos derivados. 

¿Cómo se clasifican los mercados de derivados?

El mercado de derivados se clasifica en Futuros, Opciones, Forwards y Swaps.

¿Qué se vende en el mercado de derivados?

En el mercado de derivados se venden contratos de derivados, los cuales toman su valor del activo subyacente por el cual son creados. El activo subyacente es el activo financiero que se planea vender o comprar al terminar el contrato. 

¿Qué es un derivado financiero?

Un derivado financiero es un contrato que toma su valor de otro activo financiero, como pueden ser acciones, índices bursátiles, divisas, metales o criptomonedas, por mencionar algunos. 

¿Cuál es el objetivo de los derivados financieros?

El objetivo de los derivados financieros es el de mitigar y controlar los riesgos relacionados a la volatilidad de los precios de los mercados financieros. De esta forma, se puede fijar el precio de un activo, permitiendo que las empresas desarrollen de manera óptima su planeación financiera. 

¿Cuáles son los derivados estandarizados?

Los contratos de derivados estandarizados son aquellos que se elaboran a través de entidades financieras regulatorias, por lo tanto, cumplen con ciertos requisitos. Por ejemplo, uno de los entes reguladores en Estados Unidos del mercado de derivados financieros es la Bolsa Mercantil de Chicago.

¿Cuántos derivados financieros existen?

Es muy complejo dar un número exacto o cercano para definir cuántos derivados existen, esto se debe a que los derivados toman su valor de otros activos financieros, por lo tanto, la cantidad que existe está ligada a la cantidad de activos disponibles en el mercado para hacer un contrato de derivados. 

¿Cuáles son los instrumentos de derivados?

Los instrumentos de derivados son contratos creados para pactar un precio determinado en el valor de un activo, con el fin de venderlo o comprarlo en una fecha futura determinada. Existen instrumentos de derivados creados para acciones, criptomonedas, divisas, metales y materias primas. 

¿Qué son los forwards?

Los Forwards son contratos que tienen la facilidad de ser adaptados según las necesidades de las partes involucradas, y cumplen el propósito de acordar la venta o compra de un activo financiero a un precio específico en una fecha futura. 

¿Qué son los swaps?

Los swaps son contratos derivados elaborados entre dos partes con el fin de acordar un intercambio financiero. Por lo tanto, una de las partes se compromete a pagar cierta cantidad de flujo de efectivo a cambio de otra cantidad de flujos de efectivo proporcionada por la contraparte. Estos flujos se determinan por una variable como puede ser una tasa de interés o el tipo de cambio.  

+ posts

Senior Trader e inversor en la Bolsa de Valores de los Estados Unidos desde 2008. Más de 15 años de experiencia en multinacionales en planificación financiera y estratégica. Empresario desde el año 2012. Cofundador de MDC Capital con la experiencia de formar traders en más de 40 países. Trader e inversionista a largo plazo.

Mercado de derivados: guía básica para operar en él

por | Jun 16, 2022 | Artículos | 0 Comentarios