Para optimizar tu desempeño en el trading de futuros, es fundamental dominar los tipos de activos subyacentes que configuran este dinámico mercado financiero. Entender estos activos te brinda una ventaja estratégica significativa, permitiéndote identificar oportunidades rentables y gestionar riesgos de manera efectiva.

En este artículo, exploraremos cinco categorías clave: energías, agricultura, metales, índices bursátiles y divisas principales. Cada una de estas áreas no solo influye en sus respectivos mercados, sino que también ofrece distintas oportunidades para los traders astutos. Descubre cómo este conocimiento puede fortalecer tu estrategia de trading y maximizar tus potenciales ganancias.

¿Qué es un activo subyacente y por qué existen varios tipos?

Un activo subyacente es el activo financiero o físico en el que se basa un contrato de derivados, como los futuros. Este activo subyacente determina el valor y las características del contrato derivado. Por ejemplo, en los futuros de petróleo crudo, el petróleo crudo es el activo subyacente.

Existen varios tipos de activos subyacentes debido a la diversidad de sectores y mercados financieros que existen a nivel mundial. Cada tipo de activo subyacente refleja diferentes aspectos de la economía global y tiene sus propias características que afectan su valor y comportamiento en el mercado de futuros.

Por ejemplo, los futuros de energía están influenciados por la oferta y demanda de recursos naturales, mientras que los futuros de divisas son afectados por factores macroeconómicos y políticos que influyen en las tasas de cambio entre monedas.

La diversidad de tipos de activos subyacentes permite a los traders y a los inversores diversificar sus carteras, gestionar riesgos y aprovechar oportunidades en diferentes sectores y mercados.

Al comprender la naturaleza y los factores que afectan a cada tipo de activo subyacente, los participantes del mercado pueden tomar decisiones informadas y estratégicas que maximicen sus retornos y minimicen sus riesgos en el trading de futuros.

#1. Energías

Los contratos de futuros sobre energías, como el petróleo crudo, el gas natural y los productos refinados, son fundamentales en el trading de futuros. El petróleo crudo, por ejemplo, es uno de los activos más negociados debido a su relevancia global y su impacto en la economía mundial.

Los precios de estos activos subyacentes están influenciados por una variedad de factores, como la oferta y demanda globales, los desarrollos geopolíticos, y los cambios en las políticas energéticas de los principales productores. Estos factores pueden desencadenar fluctuaciones significativas en los precios del petróleo y el gas natural, creando oportunidades para los traders que pueden anticipar y reaccionar rápidamente a estos movimientos del mercado.

Por ejemplo, durante períodos de alta demanda estacional o tensiones geopolíticas, los precios del petróleo crudo tienden a aumentar, ofreciendo oportunidades para realizar operaciones de compra (largo) con la expectativa de que los precios continúen subiendo.

Por otro lado, situaciones de sobreoferta o cambios tecnológicos en energías renovables pueden llevar a caídas en los precios del gas natural, lo que podría beneficiar a los traders que tomen posiciones de venta (corto) para aprovechar estas tendencias bajistas. Entender estos factores y cómo afectan los precios es crucial para optimizar tus estrategias de trading en el mercado de futuros de energías.

>> Lee más aquí: Operación en corto en trading: 9 pasos para hacerla

#2. Agricultura

Los futuros agrícolas son una parte vital del mercado de futuros, abarcando productos como trigo, maíz, soja y productos lácteos. Estos activos subyacentes están estrechamente ligados a los ciclos estacionales y eventos climáticos que afectan la producción agrícola mundial.

Por ejemplo, cambios en el clima, como sequías o inundaciones, pueden reducir la oferta de maíz o soja, elevando los precios de estos productos en el mercado de futuros. Del mismo modo, una temporada de crecimiento favorable puede resultar en una mayor oferta y presionar los precios a la baja.

Los traders utilizan una variedad de estrategias para capitalizar estas fluctuaciones. Una estrategia común es el seguimiento de los informes de cosechas y las previsiones meteorológicas para anticipar cambios en la oferta y la demanda. Por ejemplo, si se pronostica una sequía en una región productora de maíz importante, los traders pueden tomar posiciones largas en futuros de maíz, apostando por un aumento en los precios debido a la escasez esperada.

Asimismo, algunos traders utilizan spreads agrícolas, donde simultáneamente compran futuros de maíz y venden futuros de trigo, aprovechando las relaciones de precios entre diferentes cultivos.

Comprender estos ciclos y estrategias te proporciona una ventaja competitiva al operar en los futuros agrícolas, permitiéndote tomar decisiones informadas y adaptar tus operaciones según las condiciones del mercado y los pronósticos climáticos.

>> Lee más aquí: Trading de futuros en commodities: ¿Qué es y en qué consiste?

#3. Metales

Los futuros de metales preciosos y industriales son activos clave en el mercado de futuros, incluyendo el oro, la plata, el platino y otros metales industriales como el cobre y el aluminio. Estos metales son ampliamente reconocidos por su valor intrínseco y su utilidad en diversas industrias, desde la joyería hasta la tecnología y la construcción. Los precios de estos activos subyacentes están influenciados por una combinación de factores económicos y geopolíticos.

Por ejemplo, la demanda de oro puede aumentar en tiempos de incertidumbre económica o crisis geopolíticas, debido a su papel como refugio seguro para los inversores.

Los traders pueden diversificar sus carteras de varias maneras utilizando futuros de metales. Una estrategia común es la inversión en oro como cobertura contra la inflación o la volatilidad del mercado de valores. Por otro lado, los metales industriales como el cobre pueden ser sensibles a los ciclos económicos globales y a la demanda de infraestructuras, ofreciendo oportunidades de trading basadas en proyecciones de crecimiento económico y desarrollo industrial.

Además, algunos traders emplean spreads entre metales, comprando futuros de oro y vendiendo futuros de plata, por ejemplo, para aprovechar las variaciones relativas de precios entre estos activos.

Comprender los factores económicos y geopolíticos que impulsan la demanda de metales preciosos e industriales te permite aprovechar eficazmente las oportunidades de trading y diversificar tus inversiones en el mercado de futuros.

#4. Índices bursátiles

Los futuros sobre índices bursátiles como el S&P 500, Nasdaq y Dow Jones son fundamentales en el trading de futuros, representando cestas de acciones de empresas líderes en diversos sectores económicos. Estos activos subyacentes permiten a los traders especular sobre el rendimiento general del mercado de valores, sin necesidad de comprar acciones individuales.

Por ejemplo, el S&P 500 incluye las 500 principales empresas estadounidenses por capitalización de mercado, proporcionando una visión amplia del mercado de valores estadounidense.

La importancia de estos índices radica en su papel como indicadores clave de la salud económica y las tendencias del mercado global. Movimientos significativos en índices como el Nasdaq pueden reflejar cambios en la tecnología y la innovación, mientras que el Dow Jones puede indicar movimientos en empresas industriales y de consumo.

Los traders utilizan una variedad de estrategias basadas en análisis técnico y fundamental para operar en futuros de índices. El análisis técnico se centra en patrones de precios históricos y datos de volumen para predecir movimientos futuros, mientras que el análisis fundamental considera factores económicos, políticos y sociales que pueden afectar a las empresas subyacentes en los índices.

Estrategias como el trading de tendencias, el trading de rupturas y el trading de reversión a la media son comunes en este mercado, permitiendo a los traders capturar movimientos significativos en los índices bursátiles.

Entender la dinámica de los futuros de índices y aplicar estrategias adecuadas te ayuda a aprovechar las oportunidades de trading y gestionar el riesgo de manera efectiva en el mercado global de futuros.

>> Lee más aquí: Comprendiendo los índices bursátiles: su papel fundamental en el trading

#5. Divisas

Los futuros de divisas son instrumentos clave en el trading de futuros, permitiendo a los traders especular sobre las tasas de cambio entre diferentes monedas principales como el euro, el yen japonés y el dólar estadounidense. Estos activos subyacentes son fundamentales en el mercado global debido a su papel en el comercio internacional y las finanzas globales. Por ejemplo, el EUR/USD es uno de los pares de divisas más negociados, reflejando la relación entre la economía europea y la estadounidense.

Los precios de los futuros de divisas están influenciados por una serie de factores macroeconómicos y políticos. Estos incluyen tasas de interés, inflación, políticas monetarias, estabilidad política y eventos geopolíticos. Por ejemplo, decisiones de política monetaria como el aumento de tasas de interés por parte de un banco central pueden fortalecer la moneda local frente a otras divisas, afectando los futuros de divisas.

Los traders pueden gestionar el riesgo cambiario utilizando estrategias como el hedging o cobertura. Por ejemplo, un exportador que espera recibir pagos en dólares puede comprar futuros de dólares para protegerse contra la depreciación del dólar frente a su moneda local. Además, los traders pueden aprovechar las fluctuaciones del mercado mediante estrategias como el trading de carry, donde se benefician de las diferencias en las tasas de interés entre las dos monedas en un par de divisas.

Comprender estos factores y estrategias te permite tomar decisiones informadas y rentables al operar en futuros de divisas, gestionando eficazmente el riesgo y capitalizando las oportunidades en el mercado global.

>> Lee más aquí: Trading de Futuros de Divisas (Forex): ¿Qué es y cómo funciona?

Conclusión: Importancia de Conocer los Tipos de Activos Subyacentes en el Trading de Futuros

Entender los diferentes tipos de activos subyacentes en el trading de futuros es fundamental para cualquier trader serio y perspicaz. Cada categoría de activos, desde energías y agricultura hasta metales, índices bursátiles y divisas, ofrece oportunidades únicas para capitalizar en el mercado financiero global. Al conocer estos activos subyacentes, los traders no solo pueden diversificar sus estrategias de inversión, sino también gestionar eficazmente el riesgo y aprovechar las fluctuaciones del mercado.

Los futuros de energías y agricultura están intrínsecamente ligados a factores climáticos y económicos, mientras que los metales preciosos e industriales reflejan tanto la incertidumbre económica como la demanda industrial. Por otro lado, los índices bursátiles y los futuros de divisas actúan como barómetros clave de la economía global, permitiendo a los traders evaluar y pronosticar tendencias macroeconómicas significativas.

Al implementar estrategias basadas en análisis técnico y fundamental en estos mercados, los traders pueden optimizar sus decisiones de inversión y posicionarse para el éxito a largo plazo. Dominar los tipos de activos subyacentes en el trading de futuros no solo amplía el horizonte de oportunidades comerciales, sino que también fortalece la capacidad del trader para adaptarse a un mercado dinámico y competitivo.

Continúa leyendo: 6 Ventajas de hacer trading en el mercado de futuros

+ posts

Inversionista en la Bolsa de Valores desde 1990. Trader profesional en futuros desde el 2008. Especialista en finanzas e Ingeniero de Sistemas; trabajó por más de nueve años en Wall Street. Head Trader y Cofundador de MDC Capital con vasta experiencia formando traders. Arquitecto y diseñador de la metodología MDC. Su pasión es transformar vidas a través del trading.